Top
Image Alt

febrero 2018

Esta zona de Navarra tiene en su personalidad la atemporalidad, ya que se puede visitar y disfrutar en cualquier época del año, viendo transcurrir cada gama cromática a lo largo de sus estaciones, que no hacen sino potenciar la belleza única de estos valles. Entre los caminos que unen los paisajes de sus bosques de hayas, robledales centenarios y castaños (entre otros), se descubren monumentos de piedra como monasterios, dólmenes y otros tesoros de piedra.

Los Pirineos navarros conforman un paisaje cambiante a medida que se alejan de la influencia del mar y se adentran en la parte oriental de estos, con montañas altas y nevadas en invierno. Estos valles no solo muestran gran variedad paisajística, sino que además guardan tradiciones y folklore centenario como el Tributo de las tres vacas, la bajada del Almadía y los danzantes de Ochagavía, entre otros, conservando también la arquitectura tradicional de la zona con tejados empinados, escudos y portadas sobriamente decoradas.

La Cuenca de Pamplona es el área que comprende la capital y los pueblos de sus alrededores que, aunque tienen un carácter expansivo con modernas construcciones, aún conservan iglesias románicas y puentes medievales, con hitos de interés artístico. La ciudad de Pamplona puede presumir de ser una de las capitales con mayor concentración de zonas verdes, entre las que se encuentra el Parque de la Ciudadela, el de la Media Luna y la Taconera.

A caballo entre la montaña y la Ribera, la Navarra Media sirve de paso de este a oeste para el Camino de Santiago, zona en la que más restos culturales podemos encontrar, con pueblitos y villas medievales como resultado de esta influencia. La joya por excelencia de este territorio es Olite, villa medieval donde Carlos III el Noble se asentó construyendo su famoso palacio. Otro de los pueblos con importancia estratégica es Puente la Reina, donde confluyen las dos vías del Camino de Santiago Francés procedentes de Roncesvalles

En el sur de Navarra se encuentra esta comarca con diferencias en el paisaje si lo comparamos con el norte de la comunidad. La expresión más característica de este territorio es el Parque Natural de las Bardenas Reales, con un alto valor ecológico fruto de la erosión con un aspecto más parecido al de un desierto con mesetas y montículos. Ya más al sur, en la comarca de Tudela encontramos terrenos de huertas que producen algunos de los productos y frutos con D.O. Navarra, como los cogollos de

You don't have permission to register